MACHI CELESTINO FINALIZA HUELGA DE HAMBRE

El 18 de agosto, y tras 107 días de huelga de hambre exigiendo garantías judiciales y el cumplimiento del Convenio 169 de la OIT, el Machi Celestino Córdova ha depuesto la medida de presión iniciada el pasado 4 de mayo. Luego de una negociación con el gobierno, se acordó la autorización para una salida de 30 horas a su rewe, lo cual permitirá al Machi Celestino renovar su energía espiritual afectada por la extensa huelga que lo mantenía en peligro de fallecimiento dentro del Hospital Intercultural de Nueva Imperial. También se le va a permitir permanecer en dicho hospital hasta su completa recuperación física y espiritual.

Tras su recuperación, Córdova deberá postular al Centro de Educación y Trabajo (CET) con el fin de acceder a los derechos que permite este organismo. Al obtener el cupo, podrá visitar su rewe en una única salida por un máximo de 30 horas.

Además, se facilitará la postulación de los otros prisioneros políticos mapuche a los CET. También se facilitará la revisión de medidas cautelares de los presos políticos mapuche a través de la Defensoría Penal Pública.

Culmina una larga lucha que se tornó más compleja cuando el Machi tuvo la intención de iniciar una huelga de hambre seca debido a la tozudez del gobierno por alcanzar un acuerdo. Las negociaciones fueron realizadas entre el Ministerio de Justicia y la autoridad ancestral mapuche junto a su vocería, recibiendo mediación por parte del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), el Colegio Médico y la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“He aportado una vez más, un granito de arena a la lucha del pueblo nación mapuche, desde mi condición de machi y de preso político mapuche, y desde la trinchera de lucha en donde he seguido dando la pelea desde hace más de 7 años” expresó el Machi Celestino Córdova mediante un comunicado público, anunciando no descartar nuevas movilizaciones en caso de que el acuerdo alcanzado con el Estado de Chile no se cumpla a cabalidad y advirtiendo que “la lucha no ha parado: ni de los presos políticos mapuche y no mapuche, ni del pueblo nación mapuche, ni de todos los pueblos oprimidos del mundo”.

Chile debe reconocerse y asumirse como lo que verdaderamente es, un país multicultural y para esto necesitamos un Chile Plurinacional, lleno de riqueza originaria que resista firmemente al capitalismo y al imperialismo. Es urgente construir un país donde todos los pueblos que lo habitan sean reconocidos constitucionalmente. Solo mediante la Refundación de Chile se conseguirá el reconocimiento de todos los pueblos de Chile y, por consiguiente, su bienestar y derechos plenos. Necesitamos que Chile sea para los pueblos que lo habitan, para sus naciones y no para el puñado de oligarcas nacionales y extranjeros que controlan el sistema.

LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS MAPUCHE

FIN A LA MILITARIZACION DEL WALLMAPU

POR UN CHILE PLURINACIONAL

A REFUNDAR CHILE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *